Archive for junio 2015

Yo Soy

¿Te has preguntado alguna vez quién eres y por qué de entre miles de millones de posibilidades naciste tú precisamente? ¿Y por qué has nacido en esa familia y no en otra? ¿Por qué en este país y no en otro? ¿Por qué hombre y no mujer?

Más importante todavía, ¿cuántas veces te reafirmas y te dices YO SOY?

¿Qué significa ese YO SOY? Respondo con una pregunta: Si Dios está en todas partes, ¿por qué no va a estar en nosotros? Si está afuera, ¿por qué no va a estar dentro?

A mi alrededor sólo veo personas que no quieren saber. Pero no quieren saber de manera inconsciente. No lo han elegido. Simplemente se han dejado arrastrar y añaden ruido externo que impide escuchar su interior. Inventan mil y una maneras de estar ocupados fuera para no tener que mirar dentro. Viajan y conocen el mundo, se apasionan con mil cosas de fuera, atienden a su familia y amigos, se preocupan por su aspecto físico… pero no se cuestionan quiénes son. Llegamos a este lado sin ser nada más allá de nuestra piel y nos iremos sin nada fuera de ella.

Algo que siempre me ha molestado escuchar es aquella pregunta en la que al niño se le dice ¿qué quieres ser de mayor? Ese niño ya es. No necesita ser nadie porque ya es. No le falta nada para ser. Muy al contrario y por culpa de nosotros los adultos, lo iremos alejando poco a poco de quien realmente es. ¿Para ganarse la vida? Pero si la vida ya la tiene y nada material necesita para mejorarla.
Mi hija muchas veces me pregunta por qué leo esto o por qué hago aquello y nunca comprende cuando le digo “porque quiero volver a ser como tú eres ahora… porque me gustaría recuperar la sabiduría que tú ahora tienes”. No lo entiende lógicamente pero algún día lo hará.

¿Y si nada de lo que hay fuera es real? ¿Da miedo pensar que tantos años después de nuestro nacimiento hemos acumulado mucho y evolucionado poco?

Decía Krishnamurti que una taza sólo es útil cuando está vacía. Si la mente la tienes llena de creencias, dogmas, afirmaciones, entretenimiento, ruido, etc. ya no hay hueco para crear, para dudar, para pensar. Vale más repetir y llenar la mente de todo lo que nos invade día a día que parar, aquietar y cuestionar qué hay dentro. Quizás porque no vamos a encontrar respuesta inmediata. Probablemente porque sabemos que no hay respuesta cierta y definitiva, y eso da miedo. Da miedo el desconocimiento, la incertidumbre de aquello que intuimos puede ser infinito.

Yo soy la puerta abierta que ningún hombre puede cerrar. (Saint Germain)

26 junio, 2015
Categories: , , | deja un comentario