una hormiga en mi teclado

Si algún día escribo una novela, éste será el título: Una hormiga en mi teclado. Ahora mismo no me preocupa la trama del libro. Es más, no tengo ni la más remota idea de cuál podría ser la historia a contar. Pero tengo título. Y no un título cualquiera. Yo creo que Una hormiga en mi teclado se vendería por sí solo. Es impactante y lo mismo vale para un relato de terror que para una novela histórica. Y todo por un hecho simple, aunque poco cotidiano, como que una minúscula hormiga salió hace un momento de la letra U de mi teclado. Saqué pecho, inflé mi todavía impresionante tórax y solté un soplido descomunal para desalojar al bicho de mi escritorio. Juraría que la hormiga ni se despeinó. Entró por la tecla del 6 y hasta la fecha no he vuelto a saber de ella. He decidido que si vuelve a aparecer por mi teclado, la voy a dejar caminar a su libre albedrío. ¡Quién sabe! A lo mejor de letra en letra me desvela el contenido de mi próxima (y primera) novela.

21 septiembre, 2012
Categories: , , | deja un comentario