la angustia de la soledad

Cuando me doy cuenta de que ya es noche cerrada, la soledad me invade.
Salí a la calle. Quería comprobar que no estaba sola en el mundo y que no era la única que se sentía angustiada. Pero era imposible saber cómo se sentía la gente que pasaba por la calle. Cuanto más lo intentaba, más difícil me parecía.

"El cielo es azul, la tierra blanca" de Hiromi Kawakami

03 agosto, 2012
Categories: | deja un comentario