miro las estrellas

Seguía incorporado en la cama y miraba a la mujer que yacía a su lado y apretaba en sueños su mano. Sentía hacia ella un amor indescriptible. Ella debía de tener en aquel momento un sueño muy frágil porque abrió los ojos y lo miró con asombro.
- ¿Qué miras? - preguntó ella.
Sabía que no debía despertarla, que tenía que hacer que volviese a dormirse; por eso trató de responder de tal modo que sus palabras creasen en su mente la imagen de un nuevo sueño.
- Miro las estrellas - dijo.
- No mientas, no miras las estrellas. Estás mirando hacia abajo.
- Porque estamos en un avión. Las estrellas están por debajo de nosotros - respondió Tomás.
- Ah, en un avión - dijo Teresa.
Apretó aún más la mano de Tomás y volvió a dormirse. Tomás sabía que ahora Teresa estaba mirando por la ventana redonda de un avión que vuela muy por encima de las estrellas.

"La insoportable levedad del ser"

05 mayo, 2012
Categories: , | deja un comentario