visualmente muy generosa

Podría escribir sobre un despertar de conciencia, una apertura de mente o un descubrimiento espiritual, pero no se trata de nada de eso. Estoy hablando de mi despertar sexual con quizás once o doce años (no recuerdo bien). No fue con una chica de la clase, ni con una vecina del edificio, ni siquiera con la hija del carnicero. Fue con una canción que aún hoy escucho y enciende todas mis alarmas. Age of Aquarius del musical Hair es el tema en cuestión.
Recuerdo que estaba tirado en el sofá de casa un viernes a la noche viendo lo único que ponían en la tele: el un, dos, tres de Mayra Gómez Kemp. De repente presenta un tema musical y sale al escenario un grupo de baile donde la bailarina principal era visualmente muy generosa (dentro de lo que aquella época permitía). Aquello fue un shock. Las chapas, las estampas y los boliches pasaron a un segundo plano. Acababa de despertar.

02 febrero, 2011
Categories: | deja un comentario