a mal tiempo, buena cara

Hoy me he sentido identificado con un artículo que he leído sobre los efectos de la crisis en nuestro carácter. El estrés de una situación laboral tan incierta y complicada ha provocado en mí comportamientos que tenía casi olvidados. La irritabilidad, la falta de paciencia y el mal humor son algunos de ellos. Y como todo pensamiento genera una emoción, y toda emoción genera una reacción física, ahora vuelvo a sufrir por ejemplo los dichosos dolores de cabeza que hace muchísimo que padecía.
El aspecto positivo de todo esto es que estoy siendo capaz de regular mis emociones. No consigo evitarlas pero controlo su nivel de afección. Probablemente tenga mucha culpa tanta lectura sobre autoayuda, espiritualidad y crecimiento personal. Y cito un pequeño párrafo de El Poder del Ahora que creo apropiado para esta entrada:
En cuanto honras el momento presente, toda infelicidad y esfuerzo se disuelven, y la vida empieza a fluir con alegría y suavidad. Si tus actos surgen de la conciencia del momento presente, cualquier cosa que hagas, hasta la acción más simple, quedará impregnada de calidad, cuidado y amor.

20 febrero, 2011
Categories: , , , | 1 comentario

One Comment

  1. Emilio lamentablemente reconozco sus síntomas, y pongo también todo mi empeño en ponerle una sonrisa al día a día.
    Un besito :-)