la canción del amor

huellas
Hace dos meses escuché por casualidad en un blog una canción que me gustó muchísimo. Tenía magia, algo que me atrapó desde los primeros segundos. Se trataba de "No Potho Reposare" de Andrea Parodi.


Cuando más tarde me puse a investigar sobre el cantante y la canción en particular grabada en concierto en Cagliari 2006, me entró una tristeza tan grande que hasta hoy no he podido volver a escucharla, y aún así, con tiempo de por medio, se me siguen saltando las lágrimas.

En ese concierto, última aparición en público del cantante, Andrea le canta a su mujer estas palabras:

No puedo quedarme y olvidarme, amor y corazón, pensando en ti estoy a cada momento.
No te me pongas triste, cosita linda, ni se te amargue el pensamiento.
Te aseguro que yo a ti solo te anhelo, que te amo fuerte, te amo, te amo, te amo.
Amor mío, alhaja de tanta estima, solo es en ti que mi cariño albergo; si hubiese tenido alas con que volar, mil veces cada hora habría volado, ni que fuera por venir a saludarte, o quizá, tan solo, por divisarte.
Si me fuese posible, de ángel de espíritu invisible tomaría las formas; le robaría al cielo el sol y las estrellas y formaría un mundo bellísimo para ti, para poder dispensarte todos los bienes.

Andrea falleció apenas un mes después de este concierto y su mujer dió a luz a su hija días más tarde.

El amor lo es todo.

14 agosto, 2010
Categories: , | 1 comentario

One Comment

  1. Simplemente bella y con tu imagen haces un escrito muy lindo, de verdad Emilio me tardo en volver y vale la pena regresar!