Archive for septiembre 2009

Felicidad interior

paraguas
Un tal Henry Van Dyke dijo que "La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos". La mejor prueba de esto es la diferente actitud que tomamos todos ante un mismo suceso o problema. Unos nos derrumbamos o nos desanimamos cuando otros lo superan sin más inquietud o incluso sacan el aspecto positivo a esa contrariedad.

Últimamente leo mucho sobre la fuerza de nuestros pensamientos y la importancia que tiene una actitud mental positiva. Pero ¡qué complicado es!. No es nada fácil. Es mucho más sencillo sacar la parte positiva del problema ajeno que del propio. Es más fácil restar importancia y añadir optimismo al desánimo del otro que al nuestro. ¿Cuántas veces no ocurre que los problemas de los demás nos parecen muy simples y superables, y en cambio los nuestros se nos hacen montañas? Quizás por esa visión externa objetiva necesitemos comunicarnos, abrir nuestra mente y soltar los pensamientos para que otros nos analicen. Es una pena recurrir, como yo mismo reconozco haber hecho, a un psicólogo únicamente para que nos escuche; como si no fuésemos capaces de abrirnos a los que tenemos alrededor. Quizás resulte una locura por aquello de la privacidad pero voy a usar este blog como "psicólogo online". Este blog me va a escuchar "gratis" y me va a ayudar a comunicar, aprender y mejorar. La pérdida de intimidad no me preocupa ya que no daré mi carnet de identidad; escribiré mis pensamientos, mis miedos, alegrías e ilusiones que al fin y al cabo son más íntimos y personales que un DNI.
Hace unos días volví a ver la película "Zorba el griego" donde el protagonista era un ejemplo claro de actitud mental positiva. En una escena, sacude a su compañero contrariado y temeroso de sus miedos para gritarle "La vida es un problema. La muerte no lo es. Estar vivo es desatarse el cinturón y mirar de frente a los problemas." Emilio aplícate el cuento.

Un detalle: Ya empiezo a publicar fotos en color :)

26 septiembre, 2009
Categories: , , | 3 comentarios

Pensamos demasiado

rocas
Hoy he leído que tenemos diariamente entre 40.000 y 60.000 pensamientos. Eso demuestra que nuestra mente es una lavadora que centrifuga constantemente.
Lo malo del asunto es que evidentemente no todos los pensamientos son buenos, optimistas, positivos y alegres. A poco que una cuarta parte fuesen negativos, eso significaría más de 15 o 20.000 pensamientos dañinos al día.
Hoy he hecho un ejercicio curioso. Soy de los que saltan de un pensamiento a otro con bastante facilidad y lo mismo empiezo pensando en el desayuno de mañana que en un minuto habré pasado por cómo pagaré la factura del coche, dónde haré las próximas fotos o repaso la lista de la compra del día siguiente. El ejercicio, sencillo y tonto pero efectivo, consistió en escoger un pensamiento alegre de algo sucedido esta misma semana; algo que me hizo reír bastante en su momento. Una vez tenemos ese suceso elegido, lo dejamos aparcado a un lado de la memoria, muy cerquita. Tan pronto me viene un pensamiento negativo, lo cambio rápidamente al suceso que me hizo reír y me esmero en los detalles de lo que tanta risa me hizo. El pensamiento negativo desaparece, huye. Si vuelve a aparecer el mismo o cualquier otro, meto de nuevo el positivo.
Parece una tontería, una simpleza pero funciona. Eso sí, el pensamiento positivo hay que cambiarlo cada cierto tiempo porque llega un momento que ya no hace tanta gracia como al principio.
¡¡¡ Hay que dar caña y guerra a los pensamientos negativos, son débiles y cobardes!!!

20 septiembre, 2009
Categories: , | 4 comentarios

La meditación y el tiempo

playa desierta
He necesitado 37 años para saber que mi mejor amigo debo ser yo mismo. Al mismo tiempo, he descubierto que no hay peor enemigo que el miedo y la falta de autoestima. ¿He tardado mucho en darme cuenta? No creo, lo importante es descubrirlo da igual cuándo.
La fuerza del optimismo y del pensamiento positivo es increíble. Soy lo que pienso, ahora sólo necesito pensamientos sanos. La meditación me está ayudando muchísimo.

Me resulta imposible encontrar una imagen mínimamente bella para acompañar el tema musical "May it be" en la versión de Mary McDowell. Cierra los ojos mientras escuchas esta canción e imagina estar de pie en la orilla de una playa desierta con una ligera brisa y abriendo los brazos al horizonte.

16 septiembre, 2009
Categories: , , | 4 comentarios