Un día como otro cualquiera

orilla
No me gusta el fin de año. Nunca me ha gustado. Creo que la simple palabra "fin" ya me suena mal. Todo sigue, fluye y continúa sin divisiones. "Despedir" o "decir adios" a un año debería ser tan cruel como despedirse del sol simplemente porque se ha ocultado. Mañana saldrá y brillará igual que hoy.

30 diciembre, 2009
Categories: , | 3 comentarios

Comments (3)

  1. Que razón tienes y que comparto contigo, la silmilitud con el día que también termina es genial.
    No paramos por ello ni hacemos constantemente propósitos de mejora.
    Es la continuidad lo que define la vida.

  2. Hola Emilio hace un tiempo que no pasaba por aqui, había perdido tu dirección y hoy la encontré buscando en google.
    Una fotografía preciosa. :-)
    Feliz Año :-) un besito

  3. Darilea, qué alegría volver a saber de ti. Seguimos leyéndonos este año :D