El desencuadre

El desencuadre, además de hacer patente la voluntad del autor, potencia enormemente, la presencia de los bordes y su valor expresivo y estético. El corte brusco de un personaje o un objeto sugiere la continuidad espacial más allá de los bordes del encuadre lo que no deja de ser paradójico, cuanto más evidente es el límite del encuadre, más débil es su limitación.
Fernando Huertas Punto de vista. Una reflexion fenomenologica.

10 marzo, 2007
Categories: , | 5 comentarios

Comments (5)

  1. Hola Emilio, con un poco de tiempo para visitar blogs, cuántas cosas has posteado, tengo que retomar mi visita al espacio de Vincent que me gustó tanto.

    No entiendo sobre encuadre fotográfico, pero mientras haya que crear, que no existan las limitaciones en nada.


    Me gusa esta foto, sale de lo normal.

  2. Me gusta venir a aprender contigo :)

  3. Me gusta ese efecto y como dice Ave feniz me gusta aprender aquí en este rinconcito...

    Abrazote

  4. eso es un enfeoque selectivo no es un desencuadre

  5. Anónimo, gracias por tu comentario. Siento disentir contigo :D